A nuestro ritmo :)

reloj2Aquí seguimos, sin prisa pero sin pausa… Con ganas de seguir cambiando el mundo, aunque a ratos atrapados en las gymkanas de cada día…

Hemos hecho tres acciones ya en Cerceda, Moralzarzal y Colmenar Viejo, y ahora, mientras reponemos fuerzas, esperamos con ilusión reportajes de otras acciones que por toda España van a seguir haciéndose, mechas prendidas a partir de la primera. En Bilbao, Burgos, Denia, y del otro lado del charco, más personas se han inspirado y están organizando para seguir pidiendo y contribuyendo a este cambio.

Nos parece importante, tanto como no dejar que el día a día nos coma y se diluya todo lo que llevamos hecho hasta ahora, poder modular la energía que ponemos en ello, dejando que fluya. Rachas de mucho ímpetu, y rachas de más silencio, o de otros proyectos personales. Pero ahí está la llama prendida, y el compromiso para seguir adelante con este proyecto. Sin esa flexibilidad, difícilmente podríamos mantener el ritmo del principio, teniendo en cuenta que muchas de nosotras vivimos inmersas en el ritmo frenético de la crianza.

En La madriguera así lo hacemos con otros proyectos que tenemos abiertos, y que siguen avanzando y generando pequeños cambios. El ritmo discontinuo es algo que hemos integrado en nuestro modo de hacer, para poder conciliar la crianza con todo lo demás, y no perder nada por el camino. Aceptar las limitaciones y buscar soluciones creativas,  es algo que nuestrxs hijxs nos ponen delante cada día.

Sentimos la necesidad de explicar esto, porque el desborde inicial de esta iniciativa sumó a muchas personas en otras etapas vitales, que a veces se preguntan si estos entretiempos significarán que el proyecto se ha desinflado. Lejos de eso, en el grupo Nasti de Plastic, enriquecido por la aportación de tantas personas diferentes, estamos cada vez más concienciadxs de la importancia de la responsabilidad en las acciones individuales. Y más pronto que tarde, surgirán nuevos impulsos de realizar otras acciones colectivas.

Mientras tanto, seguimos pendientes de ir compartiendo información en las redes sociales, y respondiendo a los correos. Y seguimos animando a todas las personas interesadas a seguir uniéndose a la causa 🙂

 

 

Anuncios

Niñas y niños tampoco quieren plásticos en su cesta

Cada vez que vamos a un súper a pasar un rato desemplasticando, nos acompañan nuestras hijas e hijos. El motivo fundamental es que lo pasan bien y quieren venir, pero además, hay otros porqués:

niñxs1

– Porque este movimiento es algo surgido de la calle, de preocupaciones personales,  iniciativa de familias y personas de a pie, de las que te cruzas cuando haces la compra.

niñxs2

– Porque se trata de concienciar sobre el estado en que les vamos a dejar el planeta. Este cambio es cosa de todos, pero ellos y ellas son los primeros interesados en que se produzca este cambio de hábitos.

niñxs5

– Porque nos parece importante que vean cómo luchamos por lo que queremos, de forma pacífica y lúdica pero sin perder de vista nuestro objetivo. Ellas y ellos también aprenden así a implicarse en el cuidado del planeta.

niñxs4

Luego te das cuenta de que la cosa va calando, cuando en una tienda te ofrecen una bolsa, y con voz clara se adelantan a contestar… “no gracias, no hace falta tanto plástico”.

Escuchar de su boca que gran cantidad de plásticos acaban en el mar y eso no les gusta, sorprende y da mucho más que pensar, si cabe, y hace que el mensaje llegue limpio y nítido.

 

#NastiDePlastic. Vídeo de la acción en Cerceda (2 min)

 

(Gracias a Monika Rühle y http://www.lacasacolorada.org por el vídeo)

“En La Madriguera, una red de apoyo entre madres, se han propuesto promover cambios por un mundo mejor para sus hijos. Desde lo cercano, con propuestas creativas, diálogo y cooperación.

Esta iniciativa #NoMásPlásticoEnMiCesta consiguió reunir en pocas horas a más de 200 personas de la sierra de Madrid, para exigir la reducción de los plásticos de un solo uso en la compra diaria.

Este movimiento colectivo espontáneo, #NastiDePlastic, se ha comprometido con hábitos de consumo consciente, y pide que se garantice una reducción real del uso del plástico.

Las personas, desconectadas de la dependencia que tenemos de la Tierra, nos hemos acostumbrado a ver el plástico en nuestra vida por todas partes como algo normal; unproblema que amenaza dramáticamente el futuro del planeta y de la vida.

Decenas de familias hicieron su compra y acumularon en carros a la salida todos los embalajes innecesarios, visibilizando el exceso de plásticos que se generan a diario.

Piden a comercios y gobernantes que asuman su responsabilidad y tomen cartas en el asunto.

Y animan a la ciudadanía a tomar medidas individuales de reducción del uso de plásticos, haciendo una elección responsable en la forma de consumir.”

UNETE

Carros3

#NastiDePlastic. Vídeo de la acción en Cerceda (6 min)

 

 

(Gracias a Monika Rühle y http://www.lacasacolorada.org por el vídeo)

La Madriguera es una red de apoyo entre madres en la sierra de Madrid. Unidas por el deseo de construir un mundo mejor para nuestro hijos, nos hemos propuesto generar cambios poco a poco, desde abajo, con mucha ilusión. Apoyo sin juicio de madre a madre, crianza en tribu, búsqueda de formación, educación, consumo consciente, trueques…

Logo La madrigueraIniciativas como trabajo conjunto con el personal sanitario de la zona por partos cada vez más respetados y por el apoyo institucional a la lactancia… Una y otra vez salen ideas que generan cambios. Horizontalmente, desde lo cercano, y desde dentro. Si algo hemos comprobado es que juntas podemos mover montañas. Siempre con propuestas creativas desde el diálogo y la cooperación.

En nuestro grupo de trueque una vez más alguien ha prendido la mecha con una inquietud en principio personal, que rápidamente ha corrido como la pólvora. Ha demostrado que este asunto preocupa a muchas personas: Cada vez más, al deshacer la cesta de la compra en casa nos encontramos ante una verdadera montaña de plásticos, la mayoría de los cuales de un sólo uso. Resulta casi imposible evitar el plástico al hacer la compra y nos planteamos qué podemos hacer en nuestro pequeño radio de acción para cambiar esto.

Se ha calculado que en 2050, habrá más plástico que peces en el mar. Parece lejos, pero nuestras hijas e hijos tendrán entonces 30 o 35 años, menos que nosotras ahora. No podemos seguir mirando para otro lado.

La iniciativa #NoMásPlásticoEnMiCesta, surgida de la inquietud de estas madres, se ha desbordado y, en pocas horas, ha reunido a más de 200 personas de la zona que exigen la reducción de los plásticos de un sólo uso en la compra diaria.

Carros2Este movimiento colectivo espontáneo, ha venido a llamarse #NastiDePlastic, y pretende poner sobre la mesa el hecho de que buena parte de la ciudadanía se encuentra ya comprometida con hábitos de consumo consciente. Y se encuentra con la grandísima dificultad de ponerlos en práctica en su compra diaria. Así que se pide a las pequeñas y grandes superficies que escuchen las demandas de los consumidores y garanticen una reducción real del uso del plástico. No se trata tan solo de reciclar, pues conocemos la insuficiencia y el fraude de esta práctica. Se trata de erradicar el uso de determinados plásticos, reducir el de otros y modificar los hábitos de consumo.

Comercios y gobernantes, lastrados por la presión y los intereses de la industria, huyen de su responsabilidad y la dejan en manos de quienes consumimos. Pero los consumidores, en la vorágine de nuestra vida diaria, confiamos en que las instituciones y los comercios velen por nuestro cuidado. Un círculo vicioso que acabará con la vida en nuestro planeta si no hacemos nada.

Las soluciones legislativas planteadas son absolutamente insuficientes dada la magnitud del problema que genera el plástico y que amenaza dramáticamente el futuro del planeta y de la vida. Y las personas, desconectadas de la dependencia que tenemos de la tierra, nos hemos acostumbrado a ver el plástico en nuestra vida por todas partes como algo normal.

En esta acción, decenas de familias hicieron su compra y acumularon en carros a la salida todos los embalajes innecesarios, visibilizando el exceso de plásticos que se generan a diario.

La acción pretende transmitir que existen alternativas que ayudarían a reducir el irreflexivo consumo de plástico y propone una serie de reivindicaciones a cada uno de los actores.

Carros5Queremos que los comercios lideren el cambio hacia un futuro sin plásticos de un sólo uso, facilitando y promoviendo la compra a granel, eliminando los productos a base de microplásticos, promoviendo el uso de envases de vidrio retornable o de materiales biodegradables, así como implantando en España el sistema de depósito de envases retornables.

Queremos que el gobierno enfrente de una vez por todas el problema del plástico y deje de mirar para otro lado. Con una legislación que exija responsabilidades jurídicas y económicas a las empresas productoras y comercializadoras. Con la erradicación de ciertos plásticos y la reducción de los envasados plásticos, con la implantación de sistemas de depósito de envases retornables, tasas verdes, así como campañas de educación ciudadana, con objetivos claros de reutilización y reducción del consumo, y no sólo de reciclaje.

Y animamos a la ciudadanía a tomar medidas individuales de reducción del uso de plásticos, haciendo una elección responsable en la forma de consumir, participando en acciones colectivas y exigiendo este cambio a los comercios y gobiernos.

No queremos seguir siendo cómplices de la destrucción del planeta. Únete.”

Crónica de la primera acción en Cerceda #NoMásPlásticoEnMiCesta

Este Viernes, 13 para más señas y como no somos supersticiosos, nos hemos puesto en marcha, y hemos llevado a cabo nuestra primera acción en Cerceda, de #NoMásPlásticoEnMiCesta. Aquí os dejamos algunas fotos de la acción.

Carros

Hace menos de una semana sólo eramos islas,  familias preocupadas por el futuro de nuestro planeta, sin ninguna gana de marcharnos a vivir a Marte.  En pocos días y gracias a la ilusión y la entrega de todos, hemos sido capaces de  vertebrar un movimiento colectivo espontaneo y horizontal, agrupando a cerca de 200 personas arrimando el hombro por un objetivo común:  exigir que se termine con el uso indiscriminado del plástico de un solo uso en la compra diaria.

Con mucha ilusión y ambiente festivo,nos hemos plantado, cargados con pancartas, a la entrada de nuestro Supermercado Local, del que la mayoría somos clientes  habituales, para hacer la compra como cualquier otro día. Pero esta vez, los envoltorios, envases y bolsas de plástico se quedan allí, en la puerta, amontonándose en carros mientras vamos desnudando productos y mostrando las “vergüenzas”  que escondemos en nuestros maleteros y desvelamos en la intimidad de nuestros hogares, rebosando el cubo de la basura varias veces al día.

Este “ojos que no ven”, del que somos cómplices gobiernos, corporaciones y consumidores,  conseguirá, si no hacemos nada, que en 2050 en los océanos naden plásticos en lugar de peces.

Carros5Carros3Carros2Carros4Carros7Carros6

Manifiesto #NoMásPlásticoEnMiCesta

fruta2“Cada vez más, al deshacer la cesta de la compra en casa, nos encontramos ante una verdadera montaña de plásticos, la mayoría de los cuales son de un sólo uso. Evitar el plástico se convierte en una misión imposible, y nos planteamos qué podemos hacer en nuestro pequeño radio de acción para cambiar esta situación”. Así ha surgido esta iniciativa dentro de la red de crianza “La madriguera”, en la Sierra de Madrid.

Dicha iniciativa, surgida de la inquietud de estas madres, se ha desbordado y, en pocas horas, ha reunido a casi 200 personas de la zona que exigen la reducción de los plásticos de un sólo uso en la compra diaria. Frente a los devastadores efectos que genera el consumo actual de plástico, la acción pretende visibilizar el exceso de plástico en los envases y embalajes, y pedir a los comercios, gobiernos y a los propios consumidores una transición urgente y radical hacia una producción y consumo sostenible sin plásticos.

La acción se inspira en otra similar, llevada a cabo por 20 personas en el Reino Unido frente a Tesco, que fue cubierta por la BBC y, con gran éxito, llevó al gigante de la distribución a comprometerse con las demandas ciudadanas.

Este movimiento, que ha venido a llamarse NastiDePlastic, pretende poner sobre la mesa el hecho de que buena parte de la ciudadanía se encuentra ya comprometida con hábitos de consumo conscientes y se encuentra con la grandísima dificultad de ponerlos en práctica en su compra diaria, por lo que se pide a las pequeñas y grandes superficies que escuchen las demandas de los consumidores y garanticen una reducción real del uso del plástico. Por tanto, no se trata tan solo de reciclar, pues conocemos la insuficiencia y el fraude de esta práctica, sino de erradicar el uso de determinados plásticos, reducir el de otros y modificar los hábitos de consumo.

Ante la pretensión de la industria de hacer últimos responsables a quienes consumen, esta acción quiere resaltar la corresponsabilidad de los productores y comercios, y exigir un cambio. La ciudadanía toma, pues, la iniciativa ante las instituciones, que se muestran lastradas por la presión y los intereses de la industria y carecen de compromiso con la salud de la población. Las soluciones legislativas planteadas son absolutamente insuficientes dada la magnitud del problema que genera el plástico y que amenaza dramáticamente el futuro del planeta y de la vida.
Asimismo, la acción pretende transmitir que existen alternativas que ayudarían a reducir el irreflexivo consumo de plástico y propone una serie de reivindicaciones a cada uno de los actores:

A LOS COMERCIOS: Liderar el cambio hacia un futuro sin plásticos de un sólo uso, facilitando y promoviendo la compra a granel, eliminando los productos a base de microplásticos, promoviendo el uso de envases de vidrio retornable, así como implantando de forma puntera en España el sistema de depósito de envases retornables.

AL GOBIERNO: Enfrentar el problema del plástico y dejar de mirar para otro lado, con una legislación que exija responsabilidades jurídicas y económicas a las empresas productoras y comercializadoras, con la erradicación de ciertos plásticos y la reducción de los envasados plásticos, con la implantación de sistemas de depósito de envases retornables, tasas verdes, así como campañas de educación ciudadana, con objetivos claros de reutilización y reducción del consumo, y no sólo de reciclaje.

A LOS USUARIOS: Animarse a tomar medidas individuales de reducción del uso de plásticos, haciendo una elección responsable en la forma de consumir. Participar en acciones conjuntas y exigir los cambios a los comercios y gobiernos.

 

 

 

.