Día mundial de los océanos

En el Día Mundial de los Océanos, como explica Ana en esta entrevista, NastiDePlastic y Amigos de la Tierra volvemos a instar a la industria y al gobierno a tomar medidas contra el uso del plástico de usar y tirar. Para solucionar el problema desde el primer eslabón de la cadena, queremos dejar patente la responsabilidad de fabricantes y supermercados sobre los productos envasados en plástico. Muchas personas han podido unirse desplastificando su compra.

En esta acción en Villalba, hemos recreado gran océano lleno de plásticos y animales que agonizan ante tanto plástico.

Y también, hemos contado con una “plastiquería”, donde podíamos encontrar género para preparar “mero al polietileno” o “pescadilla al polipropileno”. Queremos visibilizar que todo el plástico que hay en el mar, además de ser dañino para los ecosistemas, termina en nuestro plato.


La situación es alarmante. Cada año se vierten al mar 8 millones de toneladas de plástico, y se calcula que, a día de hoy, ya hay 150 millones de toneladas de residuos plásticos en los océanos. Si seguimos consumiendo al ritmo actual, en 2050 habrá más plásticos que peces en el mar.

PSX_20180608_212427

Solicitamos medidas a la administración y a la industria para reducir el uso de plásticos de usar y tirar, fomentar materiales duraderos y reutilizables, y poner en marcha incentivos que eviten el abandono, como los sistemas de depósito para botellas y latas.

tiburonn

A nuestro ritmo :)

reloj2Aquí seguimos, sin prisa pero sin pausa… Con ganas de seguir cambiando el mundo, aunque a ratos atrapados en las gymkanas de cada día…

Hemos hecho tres acciones ya en Cerceda, Moralzarzal y Colmenar Viejo, y ahora, mientras reponemos fuerzas, esperamos con ilusión reportajes de otras acciones que por toda España van a seguir haciéndose, mechas prendidas a partir de la primera. En Bilbao, Burgos, Denia, y del otro lado del charco, más personas se han inspirado y están organizando para seguir pidiendo y contribuyendo a este cambio.

Nos parece importante, tanto como no dejar que el día a día nos coma y se diluya todo lo que llevamos hecho hasta ahora, poder modular la energía que ponemos en ello, dejando que fluya. Rachas de mucho ímpetu, y rachas de más silencio, o de otros proyectos personales. Pero ahí está la llama prendida, y el compromiso para seguir adelante con este proyecto. Sin esa flexibilidad, difícilmente podríamos mantener el ritmo del principio, teniendo en cuenta que muchas de nosotras vivimos inmersas en el ritmo frenético de la crianza.

En La madriguera así lo hacemos con otros proyectos que tenemos abiertos, y que siguen avanzando y generando pequeños cambios. El ritmo discontinuo es algo que hemos integrado en nuestro modo de hacer, para poder conciliar la crianza con todo lo demás, y no perder nada por el camino. Aceptar las limitaciones y buscar soluciones creativas,  es algo que nuestrxs hijxs nos ponen delante cada día.

Sentimos la necesidad de explicar esto, porque el desborde inicial de esta iniciativa sumó a muchas personas en otras etapas vitales, que a veces se preguntan si estos entretiempos significarán que el proyecto se ha desinflado. Lejos de eso, en el grupo Nasti de Plastic, enriquecido por la aportación de tantas personas diferentes, estamos cada vez más concienciadxs de la importancia de la responsabilidad en las acciones individuales. Y más pronto que tarde, surgirán nuevos impulsos de realizar otras acciones colectivas.

Mientras tanto, seguimos pendientes de ir compartiendo información en las redes sociales, y respondiendo a los correos. Y seguimos animando a todas las personas interesadas a seguir uniéndose a la causa 🙂

 

 

Niñas y niños tampoco quieren plásticos en su cesta

Cada vez que vamos a un súper a pasar un rato desemplasticando, nos acompañan nuestras hijas e hijos. El motivo fundamental es que lo pasan bien y quieren venir, pero además, hay otros porqués:

niñxs1

– Porque este movimiento es algo surgido de la calle, de preocupaciones personales,  iniciativa de familias y personas de a pie, de las que te cruzas cuando haces la compra.

niñxs2

– Porque se trata de concienciar sobre el estado en que les vamos a dejar el planeta. Este cambio es cosa de todos, pero ellos y ellas son los primeros interesados en que se produzca este cambio de hábitos.

niñxs5

– Porque nos parece importante que vean cómo luchamos por lo que queremos, de forma pacífica y lúdica pero sin perder de vista nuestro objetivo. Ellas y ellos también aprenden así a implicarse en el cuidado del planeta.

niñxs4

Luego te das cuenta de que la cosa va calando, cuando en una tienda te ofrecen una bolsa, y con voz clara se adelantan a contestar… “no gracias, no hace falta tanto plástico”.

Escuchar de su boca que gran cantidad de plásticos acaban en el mar y eso no les gusta, sorprende y da mucho más que pensar, si cabe, y hace que el mensaje llegue limpio y nítido.

 

#NastiDePlastic. Vídeo de la acción en Cerceda (2 min)

 

(Gracias a Monika Rühle y http://www.lacasacolorada.org por el vídeo)

“En La Madriguera, una red de apoyo entre madres, se han propuesto promover cambios por un mundo mejor para sus hijos. Desde lo cercano, con propuestas creativas, diálogo y cooperación.

Esta iniciativa #NoMásPlásticoEnMiCesta consiguió reunir en pocas horas a más de 200 personas de la sierra de Madrid, para exigir la reducción de los plásticos de un solo uso en la compra diaria.

Este movimiento colectivo espontáneo, #NastiDePlastic, se ha comprometido con hábitos de consumo consciente, y pide que se garantice una reducción real del uso del plástico.

Las personas, desconectadas de la dependencia que tenemos de la Tierra, nos hemos acostumbrado a ver el plástico en nuestra vida por todas partes como algo normal; unproblema que amenaza dramáticamente el futuro del planeta y de la vida.

Decenas de familias hicieron su compra y acumularon en carros a la salida todos los embalajes innecesarios, visibilizando el exceso de plásticos que se generan a diario.

Piden a comercios y gobernantes que asuman su responsabilidad y tomen cartas en el asunto.

Y animan a la ciudadanía a tomar medidas individuales de reducción del uso de plásticos, haciendo una elección responsable en la forma de consumir.”

UNETE

Carros3